El Oriente en la reconstrucción de la historia del conflicto

El Instituto de Cultura de El Carmen de Viboral recibió a Bladimir Ramírez, abogado e investigador de temas de conflicto armado y Derechos Humanos, para realizar una geografía de la violencia en el Oriente Antioqueño con la comunidad en general, actores importantes de la zona y estudiantes.

En el evento se resaltó la importancia de la construcción del contexto a través de cuatro fuentes que son las judiciales, la prensa escrita, los trabajos académicos y la entrevista con actores claves, que le permiten a la población ampliar la visión de lo que sucedió en la región.

Así mismo, se explicaron las relaciones de las grandes obras y proyectos con el conflicto en el Oriente como lo fue la autopista Medellín-Bogotá, el Embalse Peñol-Guatapé, la construcción del Aeropuerto José María Córdova y el asentamiento de empresas y fábricas en el corredor de la autopista.

El investigador Bladimir indicó que en 1978 los movimientos sociales comenzaron a generar una serie de actividades locales que se configuraron y confluyeron en escenarios de participación importantes en el territorio.

Al reconstruir la historia del conflicto y del Oriente, es importante resaltar que estos movimientos crearon juntas de vivienda y juntas cívicas, entre otras cosas, que permitieron que la comunidad se revelara y luchará por sus derechos.

“La región tiene una condición propicia para desarrollar la guerra de guerrillas, y en recursos es emblemático por la enorme despensa de aguas. No es gratuito el nivel de confrontación que se dio en la región por las condiciones que ofrece, por la movilidad, por los corredores y por la población”, indicó Bladimir Ramírez, abogado e investigador de temas de conflicto armado y Derechos Humanos.

Este espacio fue un poco de historia para conocer más allá de los paisajes y las aguas del Oriente, un espacio para recordar a aquellos que lucharon por condiciones dignas y justicia en el territorio, y para conocer las dinámicas sociales y económicas de la región.

Comentarios