Cuatro plantas de beneficio animal que fueron cerradas en el Oriente

Foto: Gobernación de Antioquia

En junio pasado ya se había conocido que a partir del 8 de agosto del 2016, muchas plantas de beneficio de bovinos y porcinos se verían abocadas al cierre definitivo por el no cumplimiento del Decreto 1500 de 2007, y efectivamente, en el caso del Oriente Antioqueño, cuatro de ellas fueron clausuradas.

Se trata de las plantas de sacrifico de los municipios de Alejandría, El Carmen de Viboral, San Luis y Argelia, las que cerraron sus puertas, “el decreto 1500 del 2007 estableció los requisitos y unos requerimientos para buscar la inocuidad de la carne, es decir, que el sacrificio de ganado en cada una de las plantas se hiciera con toda la salubridad necesaria para poder ofrecerle a los usuarios una carne inocua, con todos los protocolos de salubridad”, refirió Jaime Alberto Garzón Araque, secretario de agricultura y desarrollo rural de la Gobernación de Antioquia.

De nada sirvió una solicitud que hizo el gobernador de Antioquia hace cuatro meses al Ministerio de Salud y Protección Social, para que se prorrogara está decisión un año más y se garantizara así el consumo de carne inocua, porque llegado el 8 de agosto, algunos municipios como Alejandría decidieron cerrar sus plantas de sacrificio antes de ser notificados y otros como El Carmen, recibieron la notificación del Invima en la cual se conmina a la Administración Municipal a proceder con el cierre definitivo de la planta de sacrificio del municipio.

En Antioquia solo 27 plantas están en funcionamiento, “las cerradas ya no tiene nada qué hacer, tienen que cerrar e ir a sacrificar sus ganados a las plantas que estén en funcionamiento más cercanas. Esas plantas que hoy están funcionando deben hacer un convenio con los respectivos municipios para poder satisfacer las necesidades de carne que tiene cada uno”, precisó el Secretario de Agricultura.

Los mandatarios también conocen que otra opción podría ser la construcción de una nueva planta pero para ello no tienen los recursos necesarios, por lo que es un camino viable para los privados.

El Carmen de Viboral por ejemplo, seguirá ejerciendo las actividades de beneficio, desposte o desprese entre otros, en un sitio autorizado por el Invima como lo es la planta de Rionegro.

MiOriente – noticias@mioriente.com

 

 

Comentarios

Noticias Relacionadas