Comerciantes de Rionegro, listos para reconocer alcohol adulterado

A propósito de la época decembrina que se acerca, en la que la economía del país se reactiva con el movimiento comercial de todo tipo de productos, la Dirección de Rentas Departamental (DRD) realizó en Rionegro un taller para comerciantes con el fin de capacitarlos para reconocer cuándo un licor se encuentra adulterado.

En el taller, realizado en conjunto con el Gaula, la Policía y la Dian, “les dimos a los asistentes y comerciantes una serie de consejos donde ellos salieron muy bien capacitados, porque se avecina un mes donde el comercio se va a incrementar y como es habitual, un mes donde hay más fiestas y reuniones y por ende la compra de licor también crece”, dijo Gabriel Jaime Gómez, funcionario de la DRD.

En lo que va del 2018, en Antioquia se han decomisado valores cercanos a los 29.000 millones de pesos en mercancía ilegal. Los operativos realizados en más de 2.800 establecimientos y 33 centros comerciales de 17 municipio han dejado 28 capturados.

Con prácticas en cómo reconocer botellas, presentaciones y otros aspectos determinantes del líquido adulterado que puede generar síntomas como fuertes dolores de cabeza, náuseas y constantes dolores abdominales en casos no muy graves, fueron capacitados los comerciantes locales de Rionegro.

Aunque el sabor del alcohol adulterado y el del legalmente procesado son iguales, “mirar que dentro de la botella no haya partículas y que la tapa esté en perfecto estado es vital para reconocerlo”, agregó Gabriel Jaime.

En otros aspectos, también mencionados durante el taller, como lo indicó Claudia María Vásquez, directora de Aduanas Medellín, “hay que tener claridad que el contrabando va más allá de la competencia entre comerciantes: es la financiación de grandes bandas criminales que están golpeando la economía del país”.

De esta manera, la Dirección de Rentas Departamentales busca contrarrestar en época de fin de año los índices de incursión de licor adulterado en el comercio de la región, no solo para cuidar la economía, sino para resguardar la salud de los antioqueños.

Comentarios